jueves, 13 de noviembre de 2014

Piloto de EE.UU.: "El caza furtivo chino J-31 supera a nuestros aviones en combate aéreo"

El caza furtivo de quinta generación J-31 puede vencer en el combate aéreo a todos los cazas estadounidenses de cuarta generación, incluyendo los AV-8, los F-15 y los F/A-18, y es un serio competidor del F-35 en el campo de las exportaciones
 

 

El caza J-31, diseñado por la compañía china Shenyang Aircraft Corporation, sería un arma perfecta para las operaciones del Ejército Popular de Liberación de China que tienen como objetivo limitar el acceso de las aeronaves norteamericanas en el Pacífico occidental, opinó un piloto norteamericano citado por 'Want China Times'. 

El caza chino, cuya apariencia es muy similar a los estadounidenses F-22 y F-35, también puede desafiar al caza furtivo F-35 en el mercado de exportaciones, predice el piloto. "Puede que no sea tan avanzado como el F-35, pero es mucho más barato que su homólogo estadounidense. La presentación del J-31 en la exposición Airshow China en la ciudad de Zhuhai indica que China intenta atraer la atención de los potenciales compradores", aseveró el piloto. "Sin duda será muy popular entre las naciones en desarrollo", agregó.

En efecto, los planes para exportar el J-31 ya fueron anunciados en el marco de la exposición de Zhuhai, que comenzó este 11 de noviembre y finalizará el 16 de noviembre. El caza fue presentado en la exposición en forma de maqueta a escala 1:4.

demAás, el 10 de noviembre, antes de que empezara Airshow China, el caza J-31 realizó una serie de vuelos de demostración.
 


http://actualidad.rt.com

Las 'cartas ganadoras' rusas contra el sistema antimisiles de EE.UU.

 


A la luz de las tensiones entre EE.UU. y Rusia, el despliegue del sistema antimisiles a lo largo de las fronteras rusas (en flagrante violación del acuerdo que limita la defensa antimisiles de dos países) despierta una preocupación en Moscú.

   



El 7 de noviembre de 2014 Estados Unidos probó con éxito un sistema de defensa antimisiles Aegis en tierra.
 

El sistema será instalado en Rumania en el 2015. Durante las pruebas se lograron eliminar las 3 amenazas: un misil balístico de corto alcance y 2 misiles de crucero a baja altura. 

Leonid Nersesián, analista militar del portal de noticias ruso 'Regnum', considera en detalle las posibles formas de respuesta de las Fuerzas Armadas rusas a la unilateral retirada de Estados Unidos del tratado sobre la limitación de la defensa antimisiles y el despliegue de estos sistemas directamente en las fronteras del país: 

Respuestas planificadas e implementadas

1. Despliegue de sistemas de misiles tácticos Iskander-M en Kaliningrado 




Por su parte, el misil R-500 del sistema Iskander, una vez equipado con una ojiva nuclear, también puede desempeñar la función de un misil de mediano alcance.

Posibilidad de una 'respuesta supersevera'1. La adopción de la versión 'orbital' del misil Sarmat

La modificación orbital de este temible misil difiere de su hermano 'convencional' por el hecho de que sus ojivas pueden ser colocadas en órbitas bajas de la Tierra y se convierten temporalmente en sus satélites.
De este modo, sus ojivas pueden acercarse a su objetivo desde absolutamente cualquier dirección desde la órbita, al realizar un giro alrededor de la Tierra.
El alcance de estos misiles no es limitado, a diferencia de cohetes lanzados desde Tierra. En consecuencia, los silos de lanzamiento pueden ser instalados en cualquier parte del enorme territorio ruso, fuera del alcance de los sistemas antimisiles estadounidenses (por ejemplo, lejos de mares y de la frontera con Europa).
La posibilidad de que los misiles del potencial adversario se acerquen a sus objetivos desde cualquier dirección hará a los Estados Unidos desplegar un número mucho mayor de elementos de la defensa antimisiles en todo el país, que tendrá costes enormes.


2. Despliegue de satélites con ojivas nucleares
Técnicamente, esta tarea no debería causar dificultades y va a ser muy eficaz, ya que excluye la intercepción de los misiles en la fase inicial de vuelo. Sin embargo, el despliegue de armas nucleares en el espacio está prohibido por el acuerdo pertinente. 

Para contrarrestar esta amenaza los Estados Unidos se verán obligados a invertir enormes sumas en el desarrollo de 'satélites-asesinos' (vale la pena señalar que proyectos similares se desarrollaron con anterioridad, tanto en EE.UU. como en la URSS). 

Y por último, la historia demuestra que los intentos de llegar a un acuerdo con Estados Unidos 'por las buenas' casi nunca tuvieron un resultado aceptable para la URSS y Rusia, en contraste con el lenguaje de la fuerza, sugiere el analista.

Un nuevo buque de desembarco pasa a formar parte de la escuadra rusa en el Mediterráneo

 

Buque de asalto anfibio Alexandr Shabalin
El buque de asalto anfibio Alexandr Shabalin de la Flota del Báltico pasó a formar parte de la escuadra rusa en el Mediterráneo, informó el jueves el servicio de prensa del Distrito Militar Oeste.

El Alexandr Shabalin zarpó de la base naval de Baltiysk el 22 de octubre, cruzó el mar del Norte, el estrecho de La Mancha y la bahía de Vizcaya. A bordo de la nave va un grupo antiterrorista de la infantería de marina de la Flota del Báltico.

"Hoy, el Alexandr Shabalin arribó a su destino y se incorporó al grupo naval operativo de la Armada de Rusia en el mar Mediterráneo", se lee en el comunicado.

Rusia formó su escuadra mediterránea en marzo de 2013, tras enviar a esta región buques de la Flota del Pacífico. Actualmente, la escuadra mediterránea está compuesta por buques de las flotas del Pacífico, del Norte, del Báltico y del mar Negro. El apoyo logístico a esta escuadra se efectúa en gran parte desde la base de mantenimiento rusa en Tartus, Siria.


El Ejército ruso tendrá lanzallamas de alta potencia y precisión

  

El Ejército ruso tendrá lanzallamas de alta potencia y precisión
 

Las Fuerzas rusas de Defensa Nuclear, Biológica y Química (NBQ) recibirán en un futuro próximo nuevos lanzallamas de alta potencia y precisión, anunció el comandante de estas tropas, general mayor Eduard Cherkásov. 

"Estamos desarrollando, con miras al futuro, armas especiales que permitirán destruir estructuras defensivas de alta resistencia", dijo Cherkásov a los periodistas al intervenir con motivo del día de las Fuerzas de Defensa NBQ que se celebra este 13 de noviembre.

Añadió que en un futuro próximo las unidades recibirán "nuevos equipos que destacan por su alta precisión" lo que permitirá "aumentar muy notablemente la eficacia" de las unidades lanzallamas.

Recordó que los lanzallamas representan "un formidable arma" capaz de causar enorme daño al enemigo y "arruinar su moral".

Asimismo, Cherkásov indicó que para el año 2020 las Fuerzas rusas de Defensa NBQ renovarán su arsenal en un 70%.

Explicó que el objetivo del rearme consiste en minimizar el empleo de recursos humanos en las operaciones de vehículos especiales lo que no solo permitirá reducir a casi nula la posibilidad de un error sino también neutralizar las amenazas para los efectivos.

Lig NEX 1, la mayor firma de defensa coreana, muestra sus misiles a Colombia




La calificada por sus responsables como la mayor compañía de defensa de Corea del Sur, Lig NEX-1, ha mostrado su creciente interés por Colombia en la cuarta edición de la Feria Internacional de Defensa y Seguridad, Expodefensa 2014, que tuvo lugar la semana pasada en Bogotá. 

Todos los productos mostrados en su stand durante el evento, desde radares hasta misiles, son ofrecidos por la empresa a las Fuerzas Armadas Colombianas, según explicó a INFODEFENSA.COM su gerente principal, Choi, Ho-Jun.

“Sabemos que el Gobierno colombiano quiere desarrollar su industria, no sólo de Defensa, por eso tratamos de mostrarle qué podemos ofrecer para hacer una alianza y crecer con la colaboración del Gobierno colombiano”, explicó Ho-Jun, quien añadió que, “en este sentido pensamos que es muy positivo este evento”. Para el alto directivo coreano “cuanto más colaboración tengamos y más participemos en este evento, más resultados vamos a tener”.

En su stand de Expodefensa destacaba singularmente su línea de misiles de precisión superficie-superficie con más de 180 kilómetros de alcance C-STAR (adquiridos por la Armada de Colombia); el sistema antiaéreo de medio alcance MSAM, que opera con tres vehículos (el lanzador de misiles, un camión de mando y control y otro que porta un radar multifuncional), y distintos sistemas de defensa antiaérea; además de sensores y radares de baja altitud. 

En todos los casos se trata de equipos en servicio en las plataformas navales de la Armada Surcoreana.

También mostró una reproducción del sistema de defensa portátil antiaérea de punto Chiron, con un alcance de 7 kilómetros, al que el gerente principal de Lig NEX-1, Ho-Jun Choi, con el que estuvo conversando INFODEFENSA.COM, define como uno de los mejores modelos de su tipo en el mundo gracias a sus tasas de efectividad “superiores al 95 por ciento”. 

De momento se está ensayando su uso en plataformas portátiles, como camiones, y ya hay interés en varios países deAsia, Oriente Medio y Latinoamérica, si bien Ho-Jun no precisó cuáles.

La exposición también contaba con un nuevo cohete guiado de 2,75 pulgadas “para defenderse de las lanchas rápidas que se acercan a las costas” y que resulta tan novedoso “que no tiene un nombre todavía”, apuntó Ho-Jun.

Interés en las futuras fragatas del programa PES

Al ser preguntado por el potencial interés de Lig NEX-1 en el proyecto colombiano de construcción de ocho fragatas para su Armada, conocido como programa PES (plataformas estratégicas de superficie), el alto directivo coreano manifestó el interés de su compañía por “ofrecer soluciones totales e integrales de productos”, que incluyen no solo sistemas de armas, sino además, sistemas de gestión de combate, radares y todos aquellos que se adecuen a las necesidades de un proyecto de estas características.

En este sentido afirmó que, como ventaja competitiva, Lig NEX-1, se destaca por su amplia y probada experiencia, por la calidad de productos y servicios, por la atención postventa, y por poder ofrecer soluciones integrales. 

“No solamente se trata de vender nuestros productos, si un cliente escoge nuestros productos, nosotros, desde la integración hasta el mantenimiento, todo el sistema del paquete podemos ofrecerlo y tenerlo a punto continuamente. Esa sería la gran ventaja que tiene nuestra empresa”, explicó su gerente principal.

Por otra parte, aunque también en el marco de Expodefensa, Lig Nex-1 y la República de Corea, ofrecieron una ceremonia de reconocimiento a los veteranos colombianos que prestaron sus servicios en el llamado Batallón Colombia durante la Guerra de Corea. Durante el acto se hizo la entrega de una donación de 30.000 dólares a la asociación que agrupa a estos veteranos.

Foto: Erich Saumeth C/Infodefensa.com

Infodefensa.com

Reino Unido y Francia firman el acuerdo para el Sistema aéreo de combate futuro



Los gobiernos de Reino Unido y Francia han firmado el 6 de noviembre el contrato de desarrollo del vehículo aéreo de combate no tripulado (UCAV) conjunto denominado FCAS (Future Combat Air System). 

El contrato, firmado por la DGA francesa y el Ministerio de Defensa británico tendrá una duración de dos años y supondrá la inversión de 250 millones de euros. De ellos 150 millones corresponden al estudio de viabilidad a los que se suma la aportación de 50 millones más por cada socio.

El proyecto comienza con un estudio de viabilidad conjunto que determinará la dirección a seguir y que esté previsto finalice en 2016 y que será seguido con un construcción de un demostrador. Ambos países quieren tener un UCAV operacional en 2030. 

En este programa participarán seis empresas europeas como son BAE Systems y Dassault como integradores de sistemas, Thales y Selex ES como responsables de sistemas y sensores y Rolls-Royce y Snecma (del grupo Safran) unidos en una joint-venture para desarrollar el sistema de propulsión.

El desarrollo de una capacidad de combate no tripulada se encuentra entre los objetivos de Reino Unido y Francia que aprovecharán la experiencia de las empresas nacionales que han desarrollado ya el Taranis y el nEUROn respectivamente, que serán seguramente la base de este proyecto conjunto. 

De hecho en el anuncio de la firma se confirma que se desarrollarán dos modelos nacionales diferentes que se combinarán en un vehículo aéreo capaz de realizar misiones de combate y de inteligencia, vigilancia y reconocimiento (ISR).

En febrero de este año publicamos en defensa.com la firma de un gran acuerdo de defensa entre ambos países que incluía entre otros programas, el desarrollo del FCAS que recibió en julio un nuevo impulso al anunciarse el estudio de viabilidad que ahora se ha firmado.
(J.N.G.)
defensa.com 

India elige el Seahawk para su Marina




Demorado durante vario años el Ministerio de Defensa indio ha preseleccionado finalmente el Sikorsky S-70B Seahawk para el programa Multi-Role Helicopter (MRH) para la Marina. Aunque en un primer momento se adquirirán 16 helicópteros, el programa contempla la adquisición de hasta cien aparatos para dotar a nuevos buques de superficie.

El otro candidato, el NH90, del consorcio NH Industries, ha sido finalmente excluido del proceso de licitación debido a que el 32 % del accionariado de NHI es propiedad de AgustaWestland, empresa del grupo italiano Finmecanica que fue “parcialmente vetado” de cualquier nueva oferta en el país asiático en julio.

El origen de este “veto parcial” estaría en la finalización del contrato de 750 millones de euros para el suministro de 12 helicópteros AgustaWestland AW101 para la Fuerza Aérea India,  en el que se destapó un presunto caso de corrupción que permanece bajo investigación en India. 

De esta manera, a Finmeccanica y a sus filiales se les prohibió participar en otros concursos que no fueran los que ya estaban en curso.
Este veto parcial a Finmeccanica explicaría también la ausencia del C-27J de AleniaAermacchi del concurso MTA (Medium Transport Aircraft) que quiere dotar de una nueva flota de aviones de transporte a la Fuerza Aérea de India y la cancelación del programa de helicópteros ligeros (LUH) valorado en 1.000 millones de dólares y del que informamos a comienzos de septiembre en defensa.com.

El S-70B Seahawk es un helicóptero anti-buque y anti-submarino, pero que será empleado también para operaciones de asalto anfibio reemplazando a los veteranos Sea King actualmente en servicio en India. Las pruebas de ambos helicópteros comenzaron en 2011 y en 2012 las dos plataformas satisfacían los requisitos del programa, sin embargo el desarrollo del programa se vería alterado por el escándalo de los AW101, que surgió en febrero de 2013.


(J.N.G.)
defensa.com 
 
 

El poder aéreo y la Campaña contra el estado Islámico



Inicio
  









Desde la Segunda Guerra Mundial el poder aéreo se ha convertido en un elemento esencial en cualquier campaña militar. Su carácter decisivo o no ha sido objeto de enconados debates casi desde los mismos orígenes de la aviación militar.
En general, tan mal les ha ido a los que lo subestiman como a los que lo valoran exageradamente. Pero se trata de un debate estéril. Las fuerzas aéreas, como las terrestres, las navales o las de operaciones especiales son meros instrumentos. Y en una actividad tan compleja como son las operaciones militares hay que utilizar la combinación de instrumentos que mejor se adapte al objetivo a conseguir. Empeñarse en utilizar  un único instrumento en cualquier circunstancia es sencillamente una forma de obcecación.

Para el desarrollo de las operaciones convencionales en tierra, disfrutar o no de superioridad aérea se ha convertido en un asunto fundamental. De hecho, si la superioridad propia se pierde, y la enemiga llega a ser abrumadora, no se pueden emprender operaciones terrestres convencionales. Una adecuada defensa antiaérea puede paliar la desventaja, pero pocos ejércitos disponen de sistemas modernos en número suficiente. La dispersión y la ocultación son recursos clásicos más modestos, aunque también se pueden utilizar procedimientos más extremos como refugiar unidades militares en núcleos urbanos o utilizar la fortificación subterránea, como han hecho Hezbolá y Hamás en sus enfrentamientos con Israel.

Pero todos estos recursos suelen ser insuficientes cuando una fuerza terrestre debe operar bajo una amenaza aérea potente y constante. La dispersión y ocultación impiden a las unidades concentrarse y coordinarse lo suficiente como para emprender operaciones de cierta entidad. Y refugiarse en ciudades implica un alto grado de sufrimiento para la población civil, aparte de limitar dramáticamente la libertad de acción de las unidades.
Por contra, la acción exclusiva desde el aire adolece de una limitación fundamental: se pierde el control de los acontecimientos sobre el terreno. Si solo se utiliza la acción aérea se pueden paralizar y desarticular ejércitos, pero se pierde la influencia sobre lo que ocurre en los lugares que esos ejércitos ocupan. El resultado puede ser una situación final peor que la anterior a la campaña aérea. La reciente operación Unified Protector en Libia fue un claro ejemplo de este riesgo.
En consecuencia, cualquier campaña que busque un éxito decisivo, sostenible y aceptablemente rápido debe combinar la acción aérea con la terrestre. Ambas modalidades se complementan perfectamente. El enemigo que debe dispersarse para escapar a los ataques aéreos no puede después concentrarse oportunamente para hacer frente a un ataque de fuerzas terrestres. Y si logra concentrar unidades y recursos, éstos se convierten en un blanco fácil y rentable para las fuerzas aéreas. Si un ejército entra en este círculo vicioso, en el que ni puede concentrarse ni dispersarse, difícilmente podrá evitar su destrucción y ésta será con frecuencia espectacular. La Guerra del Golfo en 1991 es posiblemente el mejor ejemplo de este fenómeno.
Muchas de estas lecciones aprendidas a lo largo de las últimas décadas pueden ser aplicadas a la acción multinacional contra el Estado Islámico en Irak y Siria, cuya parte más importante y visible es de momento una campaña aérea. La campaña ha sido criticada por insuficiente y sus propios impulsores, incluyendo al presidente Obama, han reconocido que no proporcionará resultados rápidos. Pero sin duda  es mejor que nada y, si no se hubiera lanzado, los yihadistas del Estado Islámico y sus aliados dominarían probablemente la mayor parte del territorio iraquí y gran parte del sirio.

Una de las principales limitaciones de la actual campaña aérea es que dispone de un número limitado de aviones de combate. Estados Unidos ha desplegado un solo portaaviones en el Mediterráneo y ha reforzado moderadamente sus unidades aéreas desplegadas en las bases en el Golfo Pérsico. Algunos estados árabes y europeos han aportado contingentes aéreos normalmente limitados y en muchos casos con restricciones para su uso. Pero en total puede que no haya más de 200 ó 300 aparatos, incluyendo drones, participando en las operaciones. A ellos habría que añadir la muy reducida y poco operativa fuerza aérea iraquí, y la mayor y mejor preparada fuerza aérea siria, ninguna de las dos capaz de realizar acciones de cierta complejidad o de utilizar sistemas de armas modernos.
Como ya se comprobó en Kosovo en 1999, la acción de unos pocos centenares de aparatos no suele ser suficiente para desorganizar a un enemigo disperso. Y el Estado Islámico combate bastante disperso. Sus milicianos, cuyo número se estima entre 30.000 y 50.000, operan en un territorio del tamaño de Andalucía y Castilla la Mancha juntas. Obviamente, en los lugares en los que pretende derrotar a sus adversarios y ganar terreno necesitan concentrarse, y sobre todo necesitan concentrar sus armas pesadas. Sin embargo, incluso cuando se concentran no presentan un blanco fácil ya que practican un sistema táctico basado en una movilidad constante.
Una dificultad añadida es que la zona bajo teórico control del Estado Islámico no lo está tanto como parece. Los yihadistas controlan determinadas ciudades y puntos estratégicos en Siria e Iraq pero existen enormes zonas por las que diferentes grupos combatientes transitan alternativamente. Existe por tanto un gran riesgo de confusión en los ataques, y de que se termine bombardeando a quién no se pretende. Además, muchos de los lugares realmente controlados por el Estado Islámico son centros urbanos, y el riesgo de causar bajas civiles resulta bastante elevado.
Un punto positivo es que existen fuerzas terrestres sobre el terreno, y son numerosas. De hecho el problema es que son tan numerosas como heterogéneas, y que su grado de coordinación con los ataques aéreos va desde rudimentario hasta inexistente. Los yihadistas han sido capaces de crear a su alrededor un número de adversarios que para cualquier fuerza militar se consideraría abrumador: los ejércitos regulares sirio e iraquí, las milicias kurdas iraquíes y sirias, la oposición moderada siria e incluso sus colegas en la Yihad del Frente Al Nusra. Lo sorprendente es que hayan conseguido no solo mantener a sus adversarios a raya, sino imponerse y ganar terreno a todos y cada uno de ellos.

A primera vista, el ejército iraquí y las milicias peshmerga del Kurdistán iraquí parecen los grupos más prometedores para lograr una aceptable coordinación aeroterrestre. Ambos cuentan con apoyo directo de Estados Unidos, que quizás incluya equipos de operaciones especiales que puedan actuar como controladores aéreos avanzados. Sin embargo, hasta el momento la campaña aérea en Irak solo ha conseguido frenar el avance del Estado Islámico en algunos lugares concretos, como la presa de Mosul o el área de Baijar en el norte del país,  mientras que los yihadistas han continuado avanzando en otros, como las ciudades en el curso del Éufrates en la provincia occidental de Al Anbar.
En Siria la situación es mucho más compleja. Allí, el principal enemigo del Estado Islámico es el ejército regular de Al Assad, pero Estados Unidos no está en absoluto dispuesto a colaborar con quién consideraba el principal objetivo a batir hace solo un año. La colaboración con la oposición siria moderada es también problemática, ya que combate sobre todo contra el régimen de Damasco.
A todos estos problemas hay que añadir que, dada la complejidad de la situación y la ausencia de fuerzas terrestres fiables, los resultados de los ataques aéreos pueden ser imprevisibles e indeseados. Por ejemplo, un rápido desgaste del Estado Islámico podría permitir a Al Assad concentrar fuerzas y terminar de aplastar a la oposición moderada siria. O también podría abrir el camino para que  un ejército iraquí, ya casi completamente chiíta, penetrase a sangre y fuego en las zonas sunníes del país, sembrando la indignación entre las monarquías del Golfo y convirtiendo a Irán en el gran beneficiario de la intervención militar norteamericana. La complejidad de la crisis recuerda a un monumental “equilibrio mejicano”, esa situación tan cinematográfica, y tan del gusto de Quentin Tarantino, en la que todos los protagonistas se apuntan unos a otros con sus armas. Una situación que no es muy seguro que los norteamericanos, siempre demasiado impacientes por disparar, sepan gestionar adecuadamente.
Pese a todas las dificultades, la campaña aérea puede obtener resultados positivos, aunqueno será a corto plazo. Uno de los puntos fuertes del Estado Islámico es su capacidad de financiación, y una parte considerable de esa financiación se obtiene mediante la gestión de las instalaciones petrolíferas capturadas en Siria e Irak. La destrucción de esa infraestructura debilitará inevitablemente a los yihadistas. Y el martilleo desde el aire también terminará por reducir sensiblemente un equipo pesado que difícilmente pueden reponer, a no ser que consigan capturarlo en combate.

Pero puede que pase algún tiempo antes de que se consigan esos resultados porque, como ya se ha apuntado antes, el número de aviones y drones disponibles es limitado. En las últimas semanas la ofensiva del Estado Islámico sobre la ciudad kurda de Kobane, en la frontera entre Siria y Turquía, ha obligado a concentrar entre el setenta y el ochenta por cien de los ataques aéreos multinacionales sobre esa zona. Como consecuencia, los ataques sobre otras áreas se han reducido dramáticamente. Por ejemplo, entre el 10 y el 16 de octubre solo se realizaron una veintena de ataques aéreos sobre todo el territorio iraquí. La relativa calma permitió al Estado Eslámico tomar la ciudad iraquí de Hit, amenazar de nuevo a los yazidíes en en Norte y continuar cerrando el cerco sobre Bagdad. La situación se ha revertido no obstante en los últimos días, y los ataques aéreos en Iraq han llegado hasta diez-quince diarios, lo que ha permitido algunos avances menores en torno a Mosul y Bagdad. Sigue siendo, no obstante, insuficiente.
Lo cierto es que Kobane, pese a las informaciones de la prensa, no tiene una significancia estratégica extraordinaria. Aunque cayese, las milicias kurdas seguirían controlando una parte bastante sustancial de la frontera sirio-turca. Sin embargo, su importancia como símbolo es indudable. Tanto los kurdos como los yihadistas y los medios de comunicación han convertido a Kobane en un pequeño Verdún o Stalingrado, en el que se lucha no ya por obtener ventajas militares sino por puro prestigio e imagen. Cabe la duda sobre si el Estado Islámico no estará en realidad atacando la ciudad para obligar a la limitada fuerza aérea multinacional a concentrar su acción sobre la zona, y reducir drásticamente sus ataques sobre sus infraestructuras petrolíferas y el frente iraquí.
Un punto clave para el éxito de la campaña es su continuidad, probablemente durante muchos meses. Si se debilita y da un respiro al Estado Islámico éste volverá a demostrar su extraordinaria energía. Un segundo punto es mejorar la cooperación con las fuerzas terrestres, especialmente en Irak, algo que requiere entrenamiento, equipo específico y probablemente el despliegue de equipos de señalamiento y control aéreo avanzado, si no se ha hecho ya. Y el tercero sería no dejarse llevar por impulsos mediáticos. Los yihadistas plantearán situaciones dramáticas, como la actual en Kobane, para intentar desviar los todavía escasos recursos de la coalición internacional y alejarlos de los objetivos que ellos consideran vitales.

Incrementar los medios aéreos sería muy beneficioso para el resultado final y evitaría un alargamiento excesivo de las operaciones. El empleo de drones está especialmente indicado en operaciones contra un adversario sin apenas defensa aérea y muy escurridizo, como es el Estado Islámico. Son más baratos que un avión tripulado, pueden permanecer mucho más tiempo en vuelo y si alguno se pierde sobre territorio enemigo no hay riesgo de que la tripulación sea capturada o ejecutada frente a una cámara. La capacidad para una larga permanencia en vuelo permite a los drones realizar búsquedas más minuciosas de objetivos de oportunidad, y elegir mucho mejor el momento del ataque para evitar bajas civiles.
Pero toda la parafernalia bélica será de poca utilidad si no se atacan a la vez los fundamentos políticos y sociales del problema. Sobre todo, hay que ofrecer una puerta de salida satisfactoria a los numerosos grupos sunníes, tanto iraquíes como sirios, que actualmente apoyan al Estado Islámico por interés, desesperación o porque no les queda más remedio. La campaña aérea y las operaciones para entrenar y equipar a las fuerzas iraquíes y kurdas pueden contener y debilitar al Estado Islámico. Pero solo una acción política inteligente y equilibrada podrá crear una situación de estabilidad aceptable en el futuro.

José Luis Calvo Albero es Coronel del Ejército de Tierra (DEM) y profesor del Máster on-line en Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional de la Universidad de Granada. 
 
Banner
 

viernes, 31 de octubre de 2014

Más de 2.000 legionarios se entrenan en el «combate generalizado» en Zaragoza



 
Cientos de vehículos pesados, trasladados por carretera y ferrocarril desde Andalucía hasta la capital aragonesa

Más de 2.000 legionarios se entrenan en técnicas de combate en el mayor campo de adiestramiento del Ejército español, el de «San Gregorio», en Zaragoza. 

Desde el 18 de octubre se ha realizado el traslado de tropas y material, lo que ha obligado a un intenso despliegue logístico para el transporte de cientos de vehículos pesados por carretera y ferrocarril desde Andalucía.

 
En total, en este ejercicio «Anglada 2014» participan unos 3.000 militares, entre las unidades de la Brigada de Infantería Ligera «Rey Alfonso XIII» de la Legión y fuerzas de la Brigada Logística y de equipos sanitarios de las Fuerzas Armadas, además de helicópteros de la Fuerza Aeromóvil del Ejército de Tierra.

Estas maniobras se desarrollarán hasta el próximo día 31. Consisten en la reproducción de un escenario de «combate generalizado», según han informado fuentes de Defensa. 

Se pone a prueba también la coordinación entre las fuerzas de tierra y las unidades de helicópteros, además de su integración en un operativo global con intervención de fuerzas logísticas.

 
Los legionarios que participan en estas maniobras en Zaragoza proceden de los cuarteles «Álvarez de Sotomayor», situado en Viator (Almería); y «Montejaque», de Ronda (Málaga).

Las mismas fuentes han indicado que este ejercicio de combate tiene «un especial significado» para la Brigada de Infantería Ligera de la Legión, porque «además de ofrecer la oportunidad de adiestrarse como unidad de primera respuesta del Ejército de Tierra, le va a permitir poner a prueba el alto grado de instrucción, operatividad y cohesión que tiene».

roberto pérez 
http://www.abc.es
 

La nueva guerra híbrida


 

La nueva guerra híbrida

Un término militar escucho y leo cada vez con más frecuencia, aunque no sea del todo novedoso: en una conferencia pronunciada por el representante militar ante la OTAN y la UE (el teniente general Ángel Mazo da Pena), en un informe del Instituto Español de Estudios Estratégicos o en un briefing de unas maniobras navales con desembarco anfibio incluido. 

Es la nueva guerra híbrida, la nueva generación de guerras.

Se trata de un concepto bélico que viene a dar por superada la guerra asimétrica (ejército convencional contra fuerza insurgente) y que tendría su punto de partida en las acciones bélicas desarrolladas por Rusia en Ucrania, lo que representa una nueva forma de hacer la guerra, según los entendidos. Aunque ya sabemos que nuevo… nuevo no hay casi nada en «el arte de la guerra».

Prorruso con un rifle de asalto instalado en su sidecar, a las afueras de la ciudad de Slaviansk el 17 de mayo / REUTERS


Prorruso con un rifle de asalto instalado en su sidecar, a las afueras de la ciudad de Slaviansk el 17 de mayo / REUTERS

Pero… ¿en qué consiste esa guerra híbrida?. Aquí recurrimos al último informe del IEEE -think tank dependiente del Ministerio de Defensa- que aborda esta cuestión. Un trabajo realizado por el teniente coronel Pedro Sánchez Herráez (leer aquí) y en el que nos encontramos las siguientes definiciones útiles:

1. Amenaza híbrida: «Cualquier adversario que de manera simultánea y adaptativa emplea una mezcla de armas convencionales, tácticas irregulares, terrorismo y comportamiento criminal en el espacio de batalla para alcanzar sus objetivos políticos». Frank G. Hoffman, «Hybrid vs. Compound war».

Un niño observa a través de la mirilla de un rifle de un rebelde prorruso / REUTERS


Un niño observa a través de la mirilla de un rifle de un rebelde prorruso / REUTERS

2. También podría valer, con la acepción de «guerra compuesta» o «guerra combinada»: «El hecho de combatir fuerzas regulares e irregulares de manera concertada, pues sus capacidades complementarias influyen en el adversario obligando a un despliegue de recursos que el permita hacer frente a la panoplia de diferentes amenazas a las que hacer frente, dificultándole la concentración, planteando el viejo dilema militar de concentración frente a dispersión». Thomas M. Huber, «Compound Warfare: That Fatal Knot».

3. Guerra híbrida: «El español Calvo Albero señala que guerra híbrida es aquella en la que al menos uno de los adversarios recurre a una combinación de operaciones convencionales y guerra irregular, mezclada esta última con acciones terroristas y conexiones con el crimen organizado». José Luis Calvo Albero, «La Evolución de las Insurgencias y el Concepto de Guerra Híbrida».

Es decir, el concepto incluye una variedad de capacidades con la participación de fuerzas regulares, fuerzas regulares no identificadas como tal, paramilitares, sistemas de armas avanzadas, tácticas dignas de un grupo terrorista-criminal, blindados, ciberdefensa, guerrilla urbana (AK-47),  misiles de defensa antiaérea, guerra de la comunicación (por supuesto, también en internet) o la guerra económica de las sanciones. Algo que pudimos ver en el escenario de Ucrania, con derribo de avión de aerolínea incluido.

Fuerzas regulares sin distintivos en su uniforme en Simferopol / EFE


Fuerzas regulares sin distintivos en su uniforme en Simferopol / EFE

El teniente coronel Sánchez Herráez también señala en su análisis el gran denominador común: «Uno de los matices esenciales de esta tipología de guerras es que con carácter general siempre hay un Estado detrás, bien directamente, bien con un altísimo grado de apoyo a sus “delegados”».

Cómo adaptarse a esta nueva amenaza será uno de los retos del recién acreditado Centro de Excelencia de la OTAN de «Strategic Communications» localizado en Riga (Letonia) -el emplazamiento no es baladí-. 
 
Esta institución fue reconocida en la última cumbre de Gales cuyo documento de declaración final incluía, en su punto 13, la necesidad de afrontar de modo solvente el desafío de la guerra híbrida. De nuevo con Rusia en el horizonte.

 
http://abcblogs.abc.es

Civiles prorrusos frenan el avance de una columna de blindados del Ejército ucraniano / REUTERS


Civiles prorrusos frenan el avance de una columna de blindados del Ejército ucraniano / REUTERS
 

Tecnologia Militar Copyright © 2011 - 2012 - |- Template created by Leit0s - |- Powered by tecnologia militar